Para la sesión 13: La organización nodo

El conocimiento de una organización se establece en las conexiones que hacen sus miembros entre sí, como vimos en la semana anterior. El conocimiento también se encuentra en las conexiones que tienen ellos con otros agentes externos a la organización, misma que ya no puede entenderse sino “en relación”; es decir, que no sólo cada uno de nosotros somos un nodo, sino que la organización misma es un nodo dentro de una red de producción y servicio (por lo menos) y que en esa red logra su identidad y supervivencia en función de las conexiones y relaciones que crea, mantiene y consolida.

La organización como nodo contiene dos dimensiones que me parece importante notar. La primera se relaciona con las conexiones de cada uno de sus miembros. Todos tenemos conexiones fuertes y conexiones débiles. Las fuertes las podemos definir como aquellas que tenemos con personas o instituciones con las que se ha construido un nivel de confianza suficiente como par iniciar cualquier proyecto en cualquier momento. Las débiles las podemos entender como aquellas que hacemos con personas o instituciones a las que tenemos acceso y con quienes podemos iniciar un proceso de construcción de confianza (por lo común, a través de la firma de acuerdos y contratos) para llevar a cabo proyectos. Estas conexiones definen un modo de ser y proceder de la organización. La segunda dimensión tiene que ver con la administración en red. Ambas se entremezclan y trasvasan.

Dave Gray ha trabajado el tema de la organización conectada, aquí su blog y la entrada sobre la organización conectada y las compara con las grandes ciudades. en esta comparación encuentra que tienen varias cosas en común: ecosistemas, identidad fuerte, abiertos a lo que viene de afuera (gran capacidad de escucha). Aquí un video sobre el tema. Fernando Santamaría pone en esta entrada un extracto del libro. Aquí una perspectiva de Jarche sobre la administración en red.

En las actividades para la sesión cinco elaboramos el mapa de las conexiones. Retomémoslo ahora para dar cuenta de la configuración de nuestra organización o grupo e identificar las capacidades de generar alianzas para llevar a cabo proyectos con otros. Por otra parte, reflexionemos sobre la conveniencia de llevar a cabo estos proyectos.

A fin de cuentas ¿qué significa ser organización nodo? ¿Cómo se configuran los propósitos de la organización nodo?

Publica en tu blog tus hallazgos, reflexiones y aprendizajes al respecto.

Para saber más:
El libro de Gray “The Connected Company”.

Deja un comentario